Norteamerica

USA: Piden pena de muerte para Isauro Aguirre, el hombre que torturó y mató a Gabrielito

Hace un par de meses les dimos la noticia de que el juicio contra Isauro Aguirre había iniciado, este hombre fue acusado y, ahora, ha sido encontrado culpable de torturar y provocar la muerte del hijo de su novia por “pensar que el niño era Gay”.

El niño respondía al nombre de Gabriel y en 2013 murió en un hospital a causa de los abusos a los que había sido sometido por este hombre y los que su madre había permitido. Al inicio del juicio se indicó que la pareja había “golpeado a Gabriel, lo quemó con cigarrillos, lo azotó, le disparó con un arma BB, lo mató de hambre, lo alimentó con arena para gatos y lo mantuvo amordazado y atado en un pequeño cubículo hasta que lo encontraron casi muerto el 22 de mayo de 2013”

Durante el juicio la historia se hizo más triste y el detective Elliot Uribe, uno de los investigadores del caso, le dijo a la corte que el sufrimiento infligido a Gabriel constituía “las peores lesiones que he visto en un niño”.

El procurador en representación de la víctima dijo al jurado que consideraran al momento de deliberar que “ningún humano con un corazón y alma podría hacerle eso a un niño inocente”.

El jurado fue sometido a toda la evidencia existente, lo que incluía fotografías del daño al cuerpo del menor, uno de los miembros de este jurado indicó que esto provocó que “pensara en Gabriel todos los días, cuando me despertaba y cuando me iba a dormir… Las fotos de su pequeño y torturado cuerpo, con muchos hematomas y sangre en el cuello, se quedarán conmigo para siempre”.

Puede que esto haya sido lo que haya llevado al jurado, formado por siete mujeres y cinco hombres, a pedir al juez que se considere la pena de muerte para Isauro Aguirre, indicando incluso que para algunos miembros de ese jurado “la pena capital no parecía suficiente para su crimen”.

Se debe decir que la madre también ha sido acusada como cómplice del asesinato y ella se ha declarado como inocente, así que tendrá que llevar un juicio a parte. También se acusó a cuatro trabajadores sociales que visitaron el hogar y que no hicieron caso a los “alarmantes indicios” de que un menor estaba siendo brutalmente abuzado en ese lugar.

Esperamos que este inocente niño víctima de la homofobia reciba toda la justicia que merece, para algunos la pena de muerte parece incluso poco para lo que estas dos personas hicieron… y hoy estamos de acuerdo con los que piensan así.

Deja un comentario