Norteamerica

USA: Oficial gay acusa al Departamento de la policía de acoso sexual

Un oficial de policía de San Francisco alega que fue acosado repetidamente por sus superiores porque es homosexual. Brendan Mannix dice que la intimidación empeoró después de informar que era víctima de discriminación.

Según la demanda presentada esta semana contra la ciudad, Brendan Mannix ha acusado a los miembros del SFPD de “acoso sexual, discriminación sexual basada en su orientación sexual y tomar represalias contra un denunciante”, informa el San Francisco Chronicle.

Mannix, de 28 años, afirma que el departamento no hizo nada para detener el hostigamiento homofóbico cuando informó el comportamiento. Supuestamente, sus colegas tomaron represalias en su contra al darle una vez denunció lo que estaba viviendo.

Mannix se graduó de la Academia de Policía en 2015 y fue transferido el año siguiente a la Estación Central, donde según su versión encontró un “club de viejos amigos” donde cualquier persona que no sea “heterosexual, cisgénero, blanco y varón” era blanco de hostigamiento.

Por su parte el abogado de Mannix, reseña y puntualiza que el acoso provenía de dos sargentos del departamento de policía quienen solían hacer comentarios despectivos sobre la orientación sexual del también uniformado, llamándolo en múltiples ocasiones como “reina”, opinando que era “demasiado dramático” e insultándolo por no ser tan “masculino”.

El hostigamiento y la salud mental del policía
Según la demanda, un sargento sugirió que Mannix estaba en una relación sexual con otro oficial homosexual de la estación, por lo que le pedía que se comportara dentro de la estación. Cuando Mannix exhibía un comportamiento que el sargento consideraba estereotípicamente gay, solía decir: “¡Uf, gays!” O “¡Gays… Dios mío!”.

En la demanda se señala que cuando Mannix confrontó a los sargentos en una sala de conferencias, pidiéndoles que detuvieran el acoso, supuestamente, uno de ellos lo miró a la cara y le dijo:

“Si crees que soy un matón, presenta una jodida demanda”.

Para 2017 Mannix tomo una licencia reportando que debía mantenerse alejado de su labor por unos cuantos meses con el objetivo de “preservar su salud mental”. Al regreso el oficial presentó la queja formal dentro de la estación de policía, alegando que en esta oportunidad el sargento quien tomó el informe omitió muchos de los incidentes reportados.

Deja un comentario