Norteamerica

USA: Es golpeado en una iglesia por ser gay

Sean Cormie, un hombre homosexual en Oklahoma presentó una denuncia ante la policía acusando a los miembros de una iglesia de retenerlo sin su consentimiento, además de retenerlo, el joven afirma que lo golpearon en un intento de “rezar para quitarle lo homosexual”.

Cormie, de 23 años, salió del clóset como hombre gay hace un par de meses atrás. Desde entonces, su familia le ha pedido que asista a los servicios en la iglesia. Él queriendo congraciarse con su familia les dijo que asistiría, pero tendrían que permitirle ir con su novio.

“Quería ir a la iglesia para enorgullecer a mi madre“, dijo Cormie a la estación de noticias local KFOR. El 8 de septiembre pasado, la pareja de hombres asistió a la iglesia, Cormie dice que no hubo nada inusual en el servicio hasta el final, cuando se les pidió a Cormie y Gardner que se acercaran al altar. Mientras lo hacían, los miembros de la iglesia se pusieron de pie y comenzaron a rodear a la pareja. Al mismo tiempo, el pastor comenzó a predicar contra la homosexualidad.

“Es un pecado, es una abominación, debes darte cuenta, despertar y verlo como un pecado”.

A medida que las personas oraban de una forma más fuerte Cormie y Gardner decidieron irse de la iglesia, Gardner logró salir, pero Cormie fue retenido por los feligreses quienes lo tomaron a la fuerza. En medio del forcejeo Gardner dijo que fue “golpeado por su padrastro”.

“Me sostienen, me sujetan, y empiezo a llorar, dicen que el Espíritu Santo simplemente viene a mí, y siguen hablando en varias lenguas”, después del puñetazo en la cara “solo lloré y pedía ‘piedad’”.

Cormie dice que finalmente fue su hermana la que convenció a los feligreses de dejarlo ir. Cuando finalmente fue liberado, Cormie dice que los feligreses lo dejaron marcado con un ojo que se tornó de color morado, además, ahora tiene contusiones en los brazos y la cara.

Inmediatamente se dirigió al Departamento de Policía de Blackwell, donde presentó una denuncia. Según KFOR, el jefe de policía reconoce que el incidente está siendo investigado.

Deja un comentario