Africa

Uganda: Quieren volver a la ley que condena a pena de muerte a los homosexuales

El Gobierno de Uganda ha anunciado que planea resucitar en unas semanas la ley que prevé condenas a pena de muerte a personas homosexuales, anulada hace cinco años. A su juicio, frenará el «aumento» de las «relaciones sexuales no naturales» en el país, tal y como recoge Europa Press.

«La homosexualidad no es natural para los ugandeses, pero las personas gays han llevado a cabo un reclutamiento masivo en colegios, especialmente entre los jóvenes, donde se ha promovido la falsedad de que la gente nace así», ha indicado a Thomson Reuters Foundation el ministro de Ética e Integridad del país, Simon Lokodo.

«Nuestro actual Código Penal es limitado. Sólo criminaliza el acto», ha explicado Lokodo, que ha expresado la intención del Gobierno de «clarificar que todo el que esté involucrado en la promoción y reclutamiento ha de ser criminalizado». «Todos los que lleven a cabo estos graves actos serán condenados a muerte», ha zanjado el ministro.

Además, Lokodo ha asegurado que la ley, coloquialmente conocida como ‘Matar a los gays’ y que está apoyada por el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, será reintroducida en el Parlamento en las semanas venideras y se espera que se vote antes de que acabe el año.

En este contexto, se ha mostrado optimista por conseguir los dos tercios de los votos de miembros presentes en la votación que se necesitan para que se apruebe la ley. Ya se rechazó un proyecto de ley similar en 2014, pero esta vez el Gobierno ha presionado a los diputados antes de la reintroducción de la legislación en el Parlamento, según Lokodo.

«Hemos estado hablando con los diputados y hemos movilizado a un gran número», ha afirmado el ministro ugandés, que ha agregado que «muchos la apoyan».

Los países africanos tienen algunas de las leyes más prohibitivas del mundo en torno a la homosexualidad. Las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo se consideran tabú y se consideran delitos en la mayoría del continente. Las penas en este sentido oscilan entre la cárcel y la pena de muerte.

Deja un comentario