Salud

Tu pene se ejercita por las noches y es por tu bien

Nuestro querido y apreciado pene no es precisamente un músculo, pero contiene tejido esponjoso y cámaras que se llenan de sangre cada vez que tenemos una erección y eso sí que necesita ejercitarse para evitar problemas de salud o incluso evitar la disfunción eréctil.

Por supuesto, la mejor forma de ejercitar nuestro pene es teniendo sexo o masturbándonos, sin embargo, el cuerpo necesita asegurarse que las cosas están correctas y la evolución nos ha proporcionado una forma de realizar esos ejercicios cuando no nos damos cuenta.

De hecho, esos ejercicios que realiza nuestro pene los conocemos más comúnmente como erecciones nocturnas y es el principal motivo por el cual muchos hombres despertamos más duros que un fierro.

El que nuestro miembro se asegure de tener erecciones de manera regular le permite hacer una terapia de extensión, y no nos referimos a que crezca con esto, más bien le sirve para mantener el tamaño y asegurar que el tejido se mantiene flexible para el momento en el cual se requiera.

Según el sitio especializado en salud masculina Prostate, un hombre sano debe experimentar erecciones nocturnas “varias veces a la semana”, si despiertas al menos un día a la semana con una erección es muy probable que tu pene está haciendo bien su trabajo.

Si este no es tu caso es posible aun así que todo esté bien, pero afortunadamente hay una manera muy fácil de comprobarlo y no es el poner a tu novio a observar tu pene durante toda la noche para ver cuando se para… aunque tampoco es una mala idea.

La forma de comprobarlo es muy sencilla, es utilizada por los urólogos y solo necesitas una tira de estampillas postales. Necesitas una tira para cada noche y se recomienda hacer esta prueba durante 6 días.

La prueba se realiza cuando ya te vas a la cama y tu pene NO debe estar erecto, con esto procedes a tomar una tira de estampillas y mides con ella la circunferencia de tu pene, teniendo esta medida sellas con saliva las estampillas y procedes a colocarlas de nuevo en tu pene, la tira de estampillas debe quedar ajustada a tu pene sin lastimarte.

Después debes asegurarte que tu querido amigo está bien sujeto en tu ropa interior para evitar que se rompa por el movimiento natural al dormir y listo. Al despertar, si la tira de estampillas se ha roto en las partes punteadas, sabrás que tu pene cumplió sus deberes e hizo su ejercicio.

Hacerte esta prueba es muy recomendable, ya que en caso de que tu pene no este teniendo sus erecciones nocturnas debes procurar ir a ver a tu Doctor, ya que esto puede estar relacionado a problemas de presión, del corazón o incluso de disfunción eréctil.

Es difícil ser un hombre Gay y no amar en cierta forma a nuestro pene, él trata de cuidarse y de mantenerse sano, pero requiere de nuestra ayuda para que nos dure en todo su potencial el tiempo que lo requiramos. Ahora ve y verifica que durante las noches estés tan duro como cuando lo vayas a necesitar de verdad.

Deja un comentario