Amor LGTB

Pareja gay es acusada de trafico de bebes por conductor de Uber

James Moed y su esposo se vieron envueltos en un desafortunado episodio con la policía de San Diego, California, en los primeros días de el mes de febrero. ¿La razón? Ser padres y viajar con su hijo, un bebé de brazos.

De acuerdo con lo que relató Moed en Twitter, su familia fue víctima de un acto de homofobia por parte de un conductor de Uber que al ver que los dos hombres llevaban consigo a un bebé, llamó a la policía para denunciarlos por “tráfico de menores”, pues no viajaba con ellos ninguna mujer que pudiera ser la madre del niño.

Según los mensajes publicados en la red social, todo comenzó cuando el taxista escuchó al bebé llorar y comenzó a decirle a los pasajeros que “ese niño necesitaba a su madre”. Los agredidos habrían intentado razonar con el conductor explicándole que su hijo no tenía madre, pues son una pareja gay, pero él mantuvo sus alegatos.

Más tarde, cuando la familia estaba ya en una habitación del Hotel Marriot Marina en donde se hospedaban, la policía tocó a su puerta y exigió sus identificaciones sin dar muchas explicaciones, salvo informar que estaban acusados de tener a un menor de manera ilegal.

Gracias a que toda la documentación, tanto de los padre como del bebé, estaba en regla, la familia pudo continuar la noche sin más problemas, pero aún así, Moed expresó haberse sentido amenazado y por ello se puso en contacto con Uber.

La compañía de transporte sólo hizo un reembolso a la pareja y los invitó a llenar un formulario, pero a ellos eso no les pareció suficiente y piden que los conductores sean sensibilizados en temas relacionados con la población LGBTI.

 

 

Deja un comentario