Entrevistas

Nick Jonas y su erección involuntaria

La anécdota más divertida jamas contada de Nick Jonas fue desvelada en el late night show de Jimmy Fallon. El propio cantante nos hizo partícipe de ella, y es de esas historias que no dejan a nadie indiferente, y mucho menos a sus fans.

Jonas se remontó dos años atrás cuando, a pocas horas de presentar la gala de los Young Hollywood Awards, decidió salir de juerga con sus amigos, una de esas fiestas que empiezan como el que no quiere la cosa y acaban de aquella manera. Nick relató que uno de sus amigos le invitó a consumir una piruleta de marihuana, un gesto que el cantante no rechazó. A la mañana siguiente, comenzó a arrepentirse, y mucho, de haber aceptado tal ofrecimiento, ya que las consecuencias que se le vinieron encima no eran las más optimas que digamos. “Me fui a la cama y estaba bien… pero por la mañana siguiente: slow motion. Todo estaba en slow motion”.

Publicidad

Una situación desesperante a pocas horas de presentar la gala. Se volvió a acostar un par de horas, se pegó una ducha para despejarse y su chica le preparó un buen desayuno para recargar las pilas. Después de la ducha y de tomar el desayuno, parece que la cosa se había normalizado, que todo iba viento en popa, y la sensación de ‘slow motion’ había desaparecido. Pero de repente, sin comerlo ni beberlo, el ex integrante de los Jonas Brothers sufrió lo que se conoce como un NARB (Non-Apparent Reason Boner), que en cristiano quiere decir que tuvo una erección de caballo.

Un mástil difícil de controlar. El cantante estuvo durante toda la alfombra roja y parte de la gala como si estuviera dispuesto a parar un penalti interminable. Escondiendo su miembro viril entre sus manos como el que no quiere la cosa. Eso sí, la jugada le salió de maravilla, porque nadie, hasta que no lo ha contado el propio protagonista, se había percatado de tal protuberancia. ¡Qué pena!

Deja un comentario