Zona Trans

Ex Marine asfixia a una mujer trans

Joseph Scott Pemberton fue condenado por el asesinato de Jennifer Laude en 2015, y se le impuso una pena de entre 6 y 12 años de prisión, que luego se redujo a 10.

Hubo protestas cuando el Tribunal Regional de Primera Instancia de Olongapo concedió una apelación hecha por Pemberton que le habría permitido ser liberado antes de tiempo debido a una “asignación de tiempo por buena conducta”.

Sin embargo, los oficiales han confirmado desde entonces que el asesino permanecerá en prisión en Filipinas mientras el gobierno y la familia de Laude apelan la decisión.

Harry Roque, un portavoz del presidente que anteriormente fue abogado de la familia Laude, dijo que Pemberton no podía ser liberado hasta que la corte escuchara la apelación de la familia. El gobierno hará una apelación separada en el caso.

“Nuestro compatriota no puede ser tratado como un animal, entonces el castigo será sólo un golpecito en la muñeca”, dijo Roque en una conferencia de prensa el jueves (3 de septiembre).

Pemberton fue acusado del asesinato de Laude después de que su cadáver estrangulado fuera descubierto por un limpiador en una habitación de hotel en 2014. En diciembre de 2015, fue declarado culpable del cargo menor de homicidio y se le ordenó pagar 85.000 dólares por daños a su familia.

El asesino ha estado cumpliendo su condena en un recinto vigilado por personal de seguridad filipino y estadounidense en el campamento militar de Manila.

Deja un comentario