Europa

España: Primera sanción por LGTBifobia

La Comunidad de Madrid ha autorizado una multa ejemplar de 20.000 euros a una mujer que se dedicaba a promocionar terapias contra la homosexualidad en Internet. Se trata de la primera sanción de este tipo, a una persona por infracción muy grave contra la Ley de Protección Integral contra la LGTBIfobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad en la Comunidad de Madrid. Rubén López, portavoz de la asociación Arcópoli, fue quien interpuso la denuncia en 2016 contra la coach Elena Lorenzo, se ha mostrado satisfecho por lo que su colectivo considera “una sanción histórica y pionera”.

La multa corresponde a un procedimiento resuelto ayer martes por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, según ha anunciado el vicepresidente, Ignacio Aguado, quien ha garantizado que no se va a dar “ni un paso atrás” en la defensa de los derechos del colectivo LGTBI. Aguado, ha defendido que esta primera sanción “demuestra que lo que se ha firmado se va a cumplir”, y que el Ejecutivo regional no va a retroceder en relación a los derechos y libertades del colectivo LGTBI y recalcando que las personas que atenten contra este colectivo podrán ser sancionadas.

Después admitir que la mujer puede recurrir, el vicepresidente ha querido incididir en que esta sanción mande un “mensaje importante y necesario de que el Gobierno regional tomará cartas en el asunto cuando se vulneren los derechos y libertades de un colectivo que ha tardado mucho tiempo en conseguir” avances. También ha recalacado que en este momento no es el único caso y que en las próximas semanas o meses llegaran nuevas sanciones.

Rubén López, el portavoz de Arcópoli se ha mostrado este martes satisfecho por lo que su colectivo considera como “una sanción histórica y pionera”: “Estas terapias de curación son una práctica aberrante que deberían ser consideradas torturas psicológicas y que pueden llegar a inducir al suicidio a las personas que asisten para volverse heteros”, ha señalado en un comunicado. López, que también es director del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, ha querido añadir que estas terapias “son impropias del siglo XXI en España y es vergonzante que partidos políticos como Vox estén a favor de que existan”.

Fue Arcópoli quien interpuso una denuncia en agosto de 2016 tras ver la emisión de un programa en Cuatro donde se mostraba cómo la coach Elena Lorenzo supuestamente curaba a personas LGTBI. La asociación inició una investigación y presentó todos los contenidos de la web elenalorenzo.com como pruebas de sus presuntas terapias ante la Consejería de Política Social y Familia de la Comunidad de Madrid. La denuncia, que acusaba a Lorenzo de vulnerar el artículo 70.4 de la ley contra la LGTBIfobia, fue la primera de este tipo interpuesta ante el Gobierno regional.

“Durante estos tres años hemos recibido más casos de anuncios que presuntamente realizaba esta coach para ofrecer servicios en la red social Grindr, llegando incluso a cambiar de residencia a Toledo, donde no hay ley LGTBi. Muchas personas se pusieron en contacto con Arcópoli indignadas con estos anuncios que ofrecían los servicios de Elena Lorenzo”, señala la asociación en el comunicado. “Pese a ser la mínima cantidad para las sanciones muy graves, es una sanción histórica y pionera ya que nunca antes en España se había interpuesto una multa por las terapias de curación a las personas LGTB”.

Deja un comentario