Estudios Cientificos

¿El porno gay te puede causar problemas?

Un estudio reciente reveló que consumir pornografía no es tan nocivo para la vida sexual, pero otros expertos señalan lo contrario.

Varios estudios y expertos han señalado que el porno puede afectar la conducta sexual de las personas, especialmente en los más jóvenes. Sin embargo, una investigación reciente publicada en The Journal of Sexual Medicine reveló que no es tan perjudicial como se cree.

Los autores de la investigación, liderada por Gert Martin Hald, psicólogo clínico de la Universidad de Copenhague, encuestaron a 4.600 jóvenes entre los 15 y los 25 años. Aunque sí encontraron una relación directa entre el consumo de material explícito y comportamientos sexuales más arriesgados, concluyeron que otros factores como “la personalidad y la actitud que tiene alguien hacia el sexo según el contexto en el que vive pueden ser más relevantes”.

¿Es perjudicial la pornografía?
Al parecer lo es para las relaciones de parejas, más no para los solteros.

Los expertos en relaciones de pareja en Gran Bretaña revelaron que la pornografía perjudica las relaciones de pareja, de acuerdo con una investigación el 70% de los hombres entre 18 y 34 años admitieron que ven pornografía al menos una vez al mes, y la frecuencia a aumentado considerablemente.

El 80% de las personas encuestadas creen que este tipo de “adicción” ha tenido un efecto negativo en las relaciones y el 90% de ellos un aumento de problemas de relación, puesto que el porno es cada vez más accesible, el sexo normal, es cada vez menos deseado, mientras que la adicción al porno, va en aumento, sin que se note.

Lo negativo
Inculca la visión de que el buen sexo requiere de posiciones extremas.
Crea falsas ideas como el visionar a todo hombre activo como dominante y al pasivo como lo contrario.
Crea estereotipos de belleza falsos: todos los hombres son bellos y tienen cuerpos espectaculares.
Da la idea de que el sexo fuerte les gusta a todas las parejas.

Lo positivo
Aumenta el nivel de excitación.
Desinhibe la vida sexual.
Acaba con la monotonía.
Estimula la creatividad.
Ayuda a cumplir fantasías sexuales.
Puede ser un complemento para experimentar más.
Es una guía para aprender distintas posiciones y prácticas sexuales.

Deja un comentario