Sexualidad

¿Cuáles son las poses mas riesgosas para un activo?

Muchas personas concuerdan que lo que pase entre sabanas es válido. Por ello, algunas parejas no tienen reparos en experimentar poses extravagantres con el fin de explorar nuevas formas de llegar al orgasmo. Sin embargo, un estudio publicado en la revista especializada Advances in Urology revela que hay posiciones sexuales que son muy peligrosas para el miembro viril ya que puede resultar lastimado o en el peor de los casos, fracturado. Con el objetivo de descubrir las posiciones sexuales que son más peligrosas para los hombres, un grupo de investigadores estudiaron por más de 13 años los casos de fracturas de penes que ingresaban al área de urgencias de tres hospitales en Campinas, Brasil. Los investigadores trataron los casos de 42 hombres que fueron atendidos con fractura de pene en Campinas, en Brasil. Estos fueron los resultados: 28 lesiones se produjeron durante relaciones heterosexuales, 4 entre parejas gays, seis después de la «manipulación del pene» y cuatro en circunstancias poco claras. Concluyendo que las tres posturas que más peligro implican para el pene son las de el vaquerita, perrito y misionero. El «vaquerito» La hipótesis de los expertos indica que el “vaquerito” es la más peligrosa ya que el pasivo se encuentra en la parte superior y generalmente controla todo el movimiento recayendo su peso corporal sobre el pene erecto, lo que puede producir su aplastamiento o fractura. “En esta postura el hombre no es capaz de interrumpir a tiempo el movimiento cuando su pene se introduce de manera errónea, porque el daño es generalmente menor en el pasivo y sin dolor, pero importante en el miembro”, afirman los investigadores. El «misionero» Si bien en esta postura el hombre controla el movimiento, pero en el fuego de la pasión un movimiento brusco e intenso puede producir una fractura en el pene; aunque el activo tiene más posibilidades de detener la energía de la penetración en respuesta al dolor que siente en el miembro. El «perrito» En esta modalidad, la unión en la pareja se activa al máximo al contemplar el cuerpo del pasivo y sentirse ‘libre’ percutiendo detrás de él. El riesgo es la pérdida de control, ya que la velocidad del placer por momentos es incontrolable. IMPORTANTE La fractura de pene es una dolencia relativamente poco común en el hombre que es ocultada a causa del miedo y la vergüenza, lo que hipotéticamente retarda la búsqueda de asistencia médica pudiendo llevar a un deterioro de las funciones sexuales y miccionales, explican los autores.

Deja un comentario