Sexualidad

Cosas que te pasan en tu primera vez como activo

Con que te quieres comer un durazno tú solo, ¿no? Bueno, antes de que comiences a darte el atascón de tu vida debes saber algunas cosas. Porque hasta al maestro más experimentado le pueden pasar alguna de estas cosas la primera vez que sea activo.

No sabes cómo empezar
Ya estás ahí, preparado, listo para la batalla, pero no sabes cómo empezar a pelear. Es muy común que esto pase, toma en cuenta que es la primera vez que lo haces, tampoco esperes ser un experto.

Se te olvidan los condones
Por favor, por lo que más quieras no te olvides de estos aliados tan importantes. Siempre que vayas a tener un encuentro cercano con algún tipo, utiliza condón.

Terminas irritado
El movimiento durante el momento de la pasión puede ser rudo y esto genera fricción. Por esta razón es que tu nepe se irrita y puede que incluso tengas algo de ardor. No te preocupes, se te quita en un rato.

No le atinas al blanco
No, no estás en la feria ganándote un premio. Pero la primera vez que vas a enterrar el gusano en la manzana puede que no encuentres la cavidad correspondiente. Con la práctica esto deja de ocurrir.

No se despierta tu amiguito
¡Ay, qué lamentable! Es muy penoso que te pase esto. Para que no se te duerma la berenjena, relájate y evita los nervios, porque estos no ayudan a que tengas un arma firme y fuerte.

Terminas bien rápido
¿Qué esperabas, durar una hora? No, sobre todo la primera vez que entres y salgas de otra persona, vas a llegar al orgasmo muy rápido. Tampoco es una competencia así que no te preocupes.

Puedes ensuciarte
Bueno, solo un pedacito de ti. Y tienes que ser comprensivo, recuerda que el lugar donde estás encajando tu espada sirve para que salgan ciertos desechos corporales.

Acabas con un poco de dolor
Y no solo en la berenjena, también te van a doler las piernas o el abdomen. Es muy normal, eh, no te espantes. Es un dolor bien rico, la verdad.

Lastimas al pasivo
¡Cuidado con esto! El hecho de que no seas un experto no justifica que puedas dejar adolorido al pasivo o, peor aún, sangrando.

Te mueves como tabla
¿Cómo se mueve una tabla? Exacto, no se mueve. Esto significa que te quedas inmóvil, esperando a que tu compañero del round haga todo el trabajo. Eso no se hace, ayúdale y échale ganas.

Conoces nuevas prácticas de estimulación
Para que tu culebrota se meta bien en la madriguera, esta tiene que estar abierta. Cuando estés en la acción vas a tener que ayudar al pasivo ya sea con las manos, la boca u otros artefactos a que no le duela tanto el acto carnal.

Pruebas nuevos sabores
¿Cuáles son esos nuevos sabores? Cuando utilices tu bella boquita para estimular al pasivo vas a conocer estos misterios del paladar. Inténtalo, te va a gustar, ya verás.

 

Deja un comentario