Sexualidad

Conociendo Mejor a los Osos Gay

Desde hace mucho los osos gay se han convertido en uno de los referentes más conocidos dentro de nuestra comunidad. Esos chicos grandes y peludos que nos seducen con sus barbas y sus brazos fuertes siempre habían despertado mi curiosidad, pero sólo hasta la semana pasada tuve la oportunidad de visitar por primera vez un bar de osos… y debo decir que fue una experiencia maravillosa.

Yo no soy oso, ni siquiera soy velludo y temía que mi aspecto lampiño fuera motivo de rechazo, pero fue todo lo contrario. Los osos me hicieron sentir bienvenido en el bar, pasé una noche increíble celebrando junto a ellos y hasta me ayudaron a desmontar algunas de las ideas erróneas que la gente tiene sobre su comunidad.

Por ejemplo, me explicaron que no es cierto que los osos sean homofóbicos como algunos chicos piensan. Ellos disfrutan resaltando su apariencia masculina con el vello corporal y las actitudes varoniles, pero eso no significa que rechacen a los chicos que son afeminados o que prefieren tener cuerpos lampiños y delgados.

Tampoco es cierto que sean malhumorados, cosa que la gente suele asociar a su apariencia ruda y el uso de prendas de cuero. Al contrario (y esto lo digo por experiencia personal) los osos suelen ser chicos sensibles y muy tiernos; y es justo esa mezcla de corpulencia y ternura una de las cosas que más me gusta de ellos.

Publicidad

Otro de los mitos (que de hecho me sorprendió) es que la mayoría de los chicos que buscan un oso lo hacen creyendo que todos los osos son activos y esto no siempre es así. De hecho, asumir que un oso es activo solo por su apariencia ruda es una forma de prejuicio pues los osos, al igual que el resto de hombres gais, disfrutan de la diversidad de roles sexuales.

Por último, me explicaron que no es cierto que los osos sólo se junten con osos. Es verdad que ellos son una comunidad fuerte y orgullosa de sus costumbres, pero eso no significa que rechacen a las personas que no tengan barba o sean de baja estatura; de hecho existen términos para referirse a los NO OSOS que interactúan con ellos, tales como:

Chaser (o Cazador): Chico que gusta de los osos sin ser parte de esa comunidad.
Otter (o Nutria): Hombre velludo de estatura mediana o baja.
Wolf (o Lobo): Hombre peludo como un oso pero de cuerpo delgado.
Chubby: Chicos gorditos como un oso, pero sin vello en el cuerpo.

La comunidad de los Osos es fascinante y me animaré a seguir conociéndolos cada vez más, y con algo de suerte, tal vez pueda convertirme en un ‘cazador’ y tener un novio Oso… ¿Por qué no?.

Deja un comentario