Amor Gay

¿Cómo dejar de tener una relación tóxica con tu pareja?

En demasiadas ocasiones tenemos ciertos hábitos en nuestra comunicación y manera de actuar que son auténticos venenos, toxinas muy perjudiciales que pueden acabar con una relación, ya sea de pareja o llevada a otros ámbitos como los familiares, de amistad y también en el ámbito laboral.

Estas toxinas las empleamos de manera inconsciente en la mayoría de los casos, y sus efectos son muy dañinos, pues acaban erosionando y destruyendo las relaciones.

Son cuatro las principales. Seguro que te suenan, por haberlas recibido o ser tú quien las ejerces, y son:

Publicidad

1. La crítica / culpabilizar
La crítica lleva como compañera a la culpa en la mayoría de ocasiones.
La critica es un ataque a la persona en lugar de poner el foco en el comportamiento o conducta que te molesta.

ANTÍDOTOS
Propón acciones para resolver el tema que sea, y siempre centrándote en la conducta y no en la persona.
Habla desde cómo te sientes por esa acción y cambia la queja por una petición.
No lo tomes como algo personal.

2. Estar a la defensiva
Esta postura no ayuda en nada a la resolución de los conflictos, y puede venir provocada por sentirse criticado.
Desde esta postura, se niega la responsabilidad, no se reconocen los errores o comportamientos inadecuados. Se responde con excusas, con otra queja o culpabilizando a la otra parte.

ANTÍDOTOS
Poner en practica la regla del 2%, que afirma que en todo lo que nos cuentan puede haber como poco un 2% de verdad.
Así que pensando: ¿Y si en lo que me cuentan hay algo de verdad, aunque solo sea un poquito, un 2%? Esto nos dará una pequeña salida para aceptar lo que nos dicen y poder trabajar en ello.
Conversar y aclarar el tema, pues esta comprobado que en muchas ocasiones es nuestra interpretación lo que genea el problema, o simplemente los malos entendidos.
Emplea la escucha activa, es decir, escuchar mas profundamente, empatizar con la persona, ya que en muchas ocasiones, simplemente, la otra parte necesita sentirse escuchada.
Y por último, asume tu responsabilidad.

3. Desdén / desprecio
Es un paso más a la critica, y daña mucho a quien lo recibe, por eso esta toxina es la mas tóxica de todas. Además, viene acompañada de otras toxinas como el cinismo, el humor hostil, el sarcasmo, poner los ojos en blanco, subestimar a la otra persona…
Es una falta de respeto, y la clave para detectar en un grado elevado la toxicidad en la relación y manera de comunicarse.

ANTÍDOTOS
Expresa a la otra parte cómo te hace sentir este tipo de comportamiento y actitud, desde el cómo te sientes, cuando eres la parte que lo recibe.
Si eres tú la persona que lo emites, hazte consciente del daño que estás haciendo y de la toxicidad que conlleva ese comportamiento.
Busca lo que puedes admirar de la otra persona.

4. Amurallamiento / Aislamiento
En esta postura, no hay posibilidad para la resolución de los conflictos, pues se cortan los vínculos de comunicación y de todo tipo de relación
Además, se acompaña con actitudes como negarse a participar, apartarse, quedarse en silencio o, simplemente, negarse a responder.
Es una actitud de escape, que no ayuda en nada a resolver los temas que se quieren resolver.
En ocasiones, es el fruto de haber pasado por otras etapas con las demás toxinas.
En este punto me gustaría comentar que en ciertas ocasiones es hasta recomendable poner distancia y cortar ciertas situaciones o con personas tóxicas. El tema está en no hacer de esto un patrón automático y en todas las ocasiones, pues no facilita en nada la resolución de conflictos.

ANTÍDOTOS
Expresa tus pensamientos, emociones, no te calles, expón tus temas desde tu punto de vista y sensibilidad.
Crea espacios para la comunicación, propón alternativas.
Busca la intención positiva en las cosas, haz cosas diferentes, explora nuevas perspectivas.
Ten una actitud pro-activa en lugar de tener una actitud re-activa. Ten la iniciativa.

Una recomendación para todos los casos:
Piensa que, en la mayoría de la ocasiones, la otra persona busca ayudar, aunque quizás no sea de la mejor de la maneras, o lo haga metiendo estas toxinas que hoy te comparto. Empatizar con la otra persona siempre te funcionará.

Deja un comentario