Historia LGTB

Coco Chanel, y sus amores lesbicos

¿De verdad Coco Chanel pudo haber sido bisexual? Cuando se habla de la vida de Coco Chanel muchas veces se busca retratar su exquisito gusto e ingenio que la llevaron a ser una de las mujeres más exitosas del mundo de la moda. También se habla mucho de sus amoríos con grandes

Muchas veces se dejan de lado los rumores que corrían en los círculos más cercanos a ella: los que tenían que ver con sus amoríos con sus grandes amigas e importantes mujeres del París de la primera mitad del siglo XX. Esto fue lo que una biógrafa descubrió sobre la vida de Coco Chanel y su bien escondida bisexualidad.

En 2011, Lisa Chaney publicó el libro Coco Chanel: An Intimate Life con la editorial Penguin. Para publicarlo, Chaney analizó diversas noticias, publicaciones y otras biografías de Chanel. Además, también tuvo acceso a diversos diarios de las personas cercanas a Chanel, como Boulos Ristelhueber. Él fue el secretario y gran amigo de Misia Sert alrededor de 1941, cuando la diseñadora tenía alrededor de 70 años.

En sus diarios, Ristelhueber deja ver la cercana y complicada relación entre estas dos amigas. Esto escribió Chaney en su libro:

«Desde que se conocieron en 1917 se habían peleado, lastimado, envidiado, amado y a veces odiado […] Desde su primer encuentro, su amistad fue sumamente intensa, muchas veces generando chisme a su alrededor. Sus muchos amigos en común estaban totalmente divididos en si Gabrielle (Coco) y Misia eran amantes. En muchos puntos de su vida, es casi seguro que sí lo fueron».

Otro diario analizado por Chaney fue el de Jean d’Harcourt, hijo de la duquesa Antoinette de Harcourt. En sus diarios antes y después de la Segunda Guerra Mundial, el joven habla sobre las regulares visitas de Gabrielle (Coco) a su joven madre. Aparentemente, a Antoinette le gustaba tener varias amantes femeninas.

Según cuenta el joven d’Harcourt, las torpezas de su madre hicieron que un día, mientras Coco salía de un encuentro con la duquesa, se encontrara con otra de sus amantes: la famosa actriz Arletty, la cual fue vecina de Chanel cuando vivieron en Garches, Francia.

En su libro, Chaney rescata diferentes rumores sobre amoríos del ícono de la moda con importantes mujeres y hombres de la época que incluían a un espía nazi llamado Hans Günther von Dincklage y a Boy Capel. Este jugador de polo fue, según la propia Chanel, el hombre al que más amó. Fue el que financio las primeras tiendas de chanel y a pesar de haber durado nueve años en una relación con la estrella, nunca le fue fiel.

Pero si bien la relación entre Chanel y Capel fue, quizá, la más tormentosa y larga del ícono de la moda, su relación más amorosa tal parece ser la que tuvo con Maggie Van Zuylen. Ella era una baronesa acomodada que tenía una obsesión por jugar a las cartas y a vivir una vida llena de diversiones y excentricidades.

Su afinidad con Chanel fue tal que incluso llegaron a compartir una casa en Suiza. Sobre esto, Paul Morand escribió en su Journal inutile lo siguiente:

«Antes de que la señorita Gabrielle se hiciera exclusivamente lesbiana, viví con ella y con la señora de Zuylen en la Beau Rivagei. Compartí su vida privada en Laussane. Y no se escondieron cuando las encontré juntas en la cama».

Es imposible enumerar en una sola nota todos los amoríos lésbicos y heterosexuales que tuvo Coco Chanel. Abordarlos todos y desenmarañar las polémicas que causaron, como el escándalo que tuvo que vivir Chanel cuando se enteraron de su amorío con un nazi, abarcaría todo un libro. (Como el de Lisa Chaney o Mademoiselle: Coco Chanel and the pulse of history, de Ronda K. Garelick).

Deja un comentario