Historia LGTB

Carteles de propaganda comunista Ruso-China parecen fotos de una pareja gay

Acabamos de encontrarnos con estos carteles de propaganda comunista de Rusia y China bastante homoeróticos que parecen fotos de vacaciones de una pareja gay. O tal vez un anuncio para promocionar el matrimonio gay interracial, como Melissa Sartore, profesora asociada de Historia en el Instituto de Tecnología de la Universidad de Virginia Occidental, señala.

En octubre de 1949, Mao Zedong anunció la creación de la República Popular de China. China y Rusia han sido durante mucho tiempo aliados y ahora, como estados comunistas, esa relación es más importante para ambos países que nunca antes.

La propaganda comunista siempre ha sido una parte integral de esa estructura política, y la propaganda chino-rusa atestigua lo mucho que cada país quería mostrar al mundo sobre tener un frente unido: China y Rusia caminando de la mano, felices y alegres, por así decirlo. Sin embargo, los carteles que utilizaron para transmitir esta idea pueden haber sido demasiado literales.

China y Rusia son dos sociedades extremadamente homofóbicas, pero eso no impidió que los diseñadores de estos carteles de propaganda comunista crearan accidentalmente obras de arte tan fabulosas. La cercanía física que se ve en las imágenes no pretendía ser sexual, por supuesto, sino que se suponía que era representativa de la importancia entre las dos culturas comunistas para mantenerse cerca políticamente.

“Los diseñadores de estos carteles no se dieron cuenta de lo homoeróticos que fueron, lo cual es muy alucinante”, dice Sartore. “Con la visión de túnel de convencer a la gente dentro de Rusia y China de que la cooperación y la cercanía eran esenciales para la supervivencia, los carteles incluyen conexiones físicas entre hombres, con la intención de representar la relación política más amplia. Los activistas por los derechos de los homosexuales en Rusia y China encuentran inspiración en los carteles, usando las imágenes en sus propias campañas de propaganda”.

Deja un comentario