Oceania

Australia: Gay es deportado por encontrarle PrEP y juguetes sexuales

Los agentes fronterizos “son increíblemente racistas y absurdamente homofóbicos”,dice la abogada de derechos humanos Sarah Smith. “Hay una verdadera cultura de matones”.

Según informes, un hombre gay fue deportado de Australia después de que un agente de aduanas encontró PrEP y varios juguetes sexuales en su equipaje. El viajero anónimo, un alemán que vive en Sydney con su compañero, regresaba de unas vacaciones en Japón cuando fue detenido por las Fuerzas Fronterizas de Australia (ABF)en Cairns.

Como requisito para extender la vigencia de la visa en Australia, al hombre se le había exigido que saliera del país e ingresara nuevamente, lo cual venía haciendo desde hace tiempo sin incidente alguno. Sin embargo, en esta última ocasión, el hombre estuvo detenido durante 24 horas y finalmente lo subieron a un avión de regreso a Japón.

Su compañero sentimental dice que los agentes de aduana le confiscaron el teléfono y bloquearon su derecho a tener un abogado. Él cree que su novio fue deportado porque a simple vista parecía “gay”. “Creemos que descubrieron su PrEP y juguetes sexuales en su equipaje, y eso exacerbó el perfil de trabajador sexual”.

También existe la preocupación de que el hombre haya sido intimidado durante la detención. Según el novio, “las pocas veces que hablé con él sonaba asustado, sonaba muy aislado”.

“Estaba muy preocupado por estar abierto a nuevas acciones legales punitivas… tenía miedo de que le negarán el ingreso al país por siempre. En ningún momento le informaron que tenía derecho a una representación legal”.

El hombre fue enviado de regreso a Japón el lunes, 11 de diciembre, por la mañana, con destino final Múnich, Alemania, su tierra natal.

Por su parte la defensora de derechos humanos, Sarah Smith, dice que después de presentar los documentos para representar al hombre, “todo mi contacto con él fue rechazado. No pude comunicarme con él por teléfono. Los oficiales que lo custodiaban se negaron a darme respuesta sobre su paradero. Lo siguiente que escuché fue que lo subieron a un avión”.

“Los oficiales de ABF son increíblemente racistas e increíblemente homofóbicos”,dijo Smith. “Habitualmente hacen comentarios homofóbicos en sus cargos. Hay una verdadera cultura de matonería”.

Según los informes, el hombre vive en Australia desde hace más de dos años y con su compañero durante casi uno. Estaban explorando opciones para quedarse permanentemente, incluida una visa de casado con su novio ahora que el matrimonio homosexual es legal, sin embargo, en este momento todo es una incertidumbre.

Deja un comentario