Deportistas

Amini Fonua en la portada de la revista Attitude

El atleta tongano desea inspirar a una nueva generación de deportistas gays a pesar de representar a un país donde la homosexualidad está prohibida. Fonua es el primer nadador de Tonga en ganar una medalla de oro en una competencia internacional, lo cual lo hace muy orgulloso, pero al mismo entristece porque en su país la homosexualidad es ilegal.

Técnicamente no hay protección legal para las personas LGBT, ser gay en Tonga es un crimen, el cual es punible con hasta 10 años de prisión, aunque hasta el momento no existen procesamientos registrados.

“Me siento resentido representando un país que no es progresista… No entiendo porque el contexto religioso debe estar apegado a las leyes de mi país”

El atleta explica que gran parte del estigma y la persecución que sufren los homosexuales en Tonga proviene de la falta de conocimiento a que personas del mismo sexo puedan tener hijos por diferentes métodos. Esto se liga, a que en Tonga los hijos varones heredan las tierras familiares, y al creer que dos hombres no pueden tener hijos, no tendrían a quien heredar las pertenencias familiares que vienen de generación en generación.

Deja un comentario