Estilo de Vida

7 claves para ser follamigos

Hay momentos en la vida en que, bien porque has salido de una relación, bien porque no te apetece nada demasiado estable o bien porque simplemente surge, que tener un buen follamigo nos puede venir ideal. Y es que ese término medio entre sexo y libertad puede dar para mucho… aunque no siempre funciona. Pues precisamente para que funcione hoy veremos 7 claves para ser follamigos:

1 – No estar enamorados
Para ser follamigos este punto es imprescindible. Saber separar el sexo de los sentimientos es algo que no todo el mundo puede hacer… y si estás un poco colgado de tu follamigo corres un riesgo bastante grande de pasarlo mal a la larga… pues desde celos si te comenta que ha conocido a otro a paranoias si no te contesta en tres minutos a los mensajes… A la mínima sospecha de que alguno de los dos se está pasando al lado oscuro emocional, deberíais tener una buena conversación para ver qué pasa y si pueden hacer algo para solucionarlo.

2 – Tenerse confianza
Porque, claro, quien dice que si hay posibilidad de enamoramiento hay que hablarlo, dice que eso implica tenerse confianza. Además de para eso, para poder comentar con toda la naturalidad que por ejemplo han conocido a alguien y que dejaran de follar con él… o que si ves que el otro no da muchas señales de vida, pues que sus razones tendrá y no pasa nada. El truco para esto de la confianza es sencillamente el tiempo. Quedar una noche no los hace follamigos. Hay que verse un par de veces más.

3 – Buen sexo
Este es otro básico… y es que seguir mucho tiempo de follamigos sin pasarlo especialmente bien en la cama… pues es bastante absurdo. Y no sólo es que se gusten mutuamente, es que se compenetren en la cama, no ser los dos activos o pasivos, por ejemplo… Que no suponga un dolor de cabeza cada vez que se acuesten, básicamente. Si algo tiene que ser esa relación es cómoda para ambos, desde luego.

Publicidad

4 – Facilidad
Y eso mismo lo podemos aplicar no sólo al sexo como tal en la cama, sino también al resto de cosas… pues que uno de los dos tenga sitio para no perder una hora cada vez en ir a grano, tener un mínimo de disponibilidad para quedar (porque si cuando uno no está ocupado, lo está el otro, fatal también)… Supongo que cada uno tendrá sus manías y sus exigencias personales para esto, pero que resulte fácil en general es importante.

5 – ¿Ser follamigos además de amigos?
O, dicho de otra manera: ¿follar con amigos es bueno? Pues la respuesta es que sí. Siempre y cuando quede lo suficientemente claro lo que hay no debería haber ningún problema. ¿Hay mucho riesgo de que surjan problemas? Pues algo sí, pero depende mucho de las personas… Si conoces un poco al chico en cuestión sabrás lo abierto que podrá ser para estas cosas…

6 – ¿Ser follamigos además de exnovios?
Uhm… aquí es que ya es un poco jugar con fuego. Es bastante habitual que después de dejarlo con alguien, especialmente si había bastante rollo sexual, se den recaidas… Hay quien lo llama el polvo (o polvos) de propina. Si uno de los dos (posiblemente el dejado) está un poco aun por el otro, puede acabar bastante mal la cosa. Desde luego no es lo más recomendable tirar de exparejas para follamigos… porque al fin y al cabo, si acabó sería por algo, pero cada pareja es un mundo, desde luego.

7 – Tener las cosas claras
Y al final es que es la conclusión de todo este asunto de los follamigos, que si las cosas se quedan claras, no debería haber ningún problema. Hay veces que resulta evidente que van los dos por el mismo camino en esto y no hace falta ni comentarlo… que cuando le gustas a alguien, se nota y se nota, pero también es verdad que nunca sobra hablar la situación. Ante cualquier duda, lo mejor es hablarlo y ver qué pasa. No tiene más.

Y tú, ¿eres muy de follamigos? ¿Qué cosas tienen que darse para que te aparezca uno? Y lo de amigos y follamigos, ¿cómo lo ves? ¿Y lo de los exnovios? ¿Alguna experiencia interesante sobre todo esto?

Deja un comentario